A los recién llegados


Entren aquí "Presentación" para saber como va a ser la nueva dinámica para acceder a los libros


*Nota: Todos los libros publicados en este blog -salvo que se especifique que No están disponibles- se encuentran en la Biblioteca del blog



domingo, 13 de abril de 2014

Trilogía de las espadas de Michael Moorcock

Libro: 01
Título original: The Knight of the Swords
Titulo: El Caballero de las Espadas
Año de publicación: 1971
Colección: Multiverso
Sinopsis:

Las aventuras de Corum Jhaelen Irsei, el Príncipe de la Túnica Escarlata, el último de la Raza de los Vadhagh. Enviado por su padre a realizar una pesquisa entre sus familiares es apresado por el conde mabden Glandyth-a-Krae, que le arranca un ojo y le corta una mano. Pero el mago Shool, para cumplir una venganza contra Arioch, el Caballero de las Espadas, le entrega el Ojo de Rhynn y la Mano de Kwll, dos dioses perdidos. Así empiezan las fabulosas aventuras de Corum,enfrentándose a la maldición de los Señores de la Espada, luchando a favor de los Señores del Orden y metido en una guerra que está más allá del Tiempo y del Espacio y que, al igual que Corum, no es dueña de su propio Destino.

En aquellos días había océanos de luz, ciudades en el cielo y salvajes bestias voladoras de bronce. Era un tiempo en que los dioses se manifestaban en nuestro mundo con todos sus atributos; un tiempo de gigantes que caminaban sobre el agua; tiempo de magia, fantasmas, naturaleza inestable, sueños frustrados, pesadillas corpóreas. Era el tiempo de los Señores de las Espadas. El tiempo en que los Vadhagh y los Nhadragh, enemigos seculares, se extinguían sin darse cuenta de ello. Y los recién llegados Mabdén les envidiaban. Y los Grandes Dioses Antiguos empezaron a conocer el Miedo. Y el Hombre, el esclavo del miedo, orgulloso en su ignorancia, continuó su regreso a tropezones. Pero siempre habrá seres que intenten combatir y destruir lo invulnerable. El Príncipe Córum Jhaelen Irsei fue uno de ellos. Quizá fuera el último de la raza Vadhagh, y a veces era llamado Príncipe de la Túnica Escarlata.

Libro: 02
Título original: The Queen of the Swords
Titulo: La Reina de las Espadas
Año de publicación: 1971
Colección: Multiverso
Sinopsis:

De la bruma emergían unas bestias reptilescas arrastrando pesadas corazas. Acarreaban cantidad de criaturas, y algunas bestias montaban en otras. Cada uno de los seres era la parodia de un ser humano: Eran animales, transformados en caricaturas. Algo parecido a un perro saltó sobre Córum. Llevaba casco y coraza, y su morro estaba cuajado de dientes que le mordían el brazo. Le agarraron unas manos que se transformaron en patas y le desgarraron la túnica y las botas. Toda la mañana empezó a amontonarse sobre Córum, mientras las espadas rasgaban y los puños se estrellaban contra las piedras. Córum pisoteaba dedos, segaba brazos, apuñalaba bocas, ojos y corazones, sumergido en un pánico que le daba fuerzas para combatir cada vez con mayor violencia. Córum comprendió que no quería matarles. Sin duda, pensaban torturarles, o transformarles en lo mismo que eran ellos.

Libro: 03
Título original: The King of the Swords
Titulo: El Rey de las Espadas
Año de publicación: 1971
Colección: Multiverso
Sinopsis:

Siguieron caminando hasta que llegaron a unas escaleras de piedra blanca que terminaban en el ombligo de una enorme estatua. Kwll comenzó a subir, moviendo torpemente las cuatro piernas. Al fin, entraron por la redonda abertura y se encontraron en una enorme habitación iluminada por la luz que caía de la lejana cabeza de la estatua. Y en el centro de la luz había un grupo de criaturas armadas, como dispuestas para el combate. Eran a la vez deformes y bellas y llevaban una gran variedad de armaduras y armas. Algunos tenían cabezas que parecían de bestias, mientras que otros parecían hermosas mujeres. Córum supuso que eran los Duques del Infierno, los que servían a Mabelode, Rey de las Espadas. Uno de los Duques, iba desnudo y era alto. Su blanca piel era suave y sin vello, perfectamente proporcionado, pero no tenía cara. Córum supo que era Mabelode, llamado el Sin Cara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario